Los alumnos de 3º y 4º de la ESO tendrán clases de recuperación en mayo, junio y julio

Posted on Actualizado enn

La Consejería de Educación de la Junta de Castilla y León ha iniciado el programa Éxito Escolar, que cuenta con una presupuesto de 2,4 millones de euros, con el objetivo de rebajar el fracaso entre los escolares de la región. Actualmente, el 19 por ciento de los estudiantes de Primaria y Secundaria tienen serias dificultades para concluir sus estudios obligatorios. La pretensión del departamento que dirige Juan José Mateos es rebajar esa cifra al 15 por ciento de la media de los países de la Unión Europea. Con ese horizonte, Educación, en colaboración con el ministerio homónimo del Gobierno central, ofrecerá clases de recuperación para los alumnos de 3º y 4º de Educación Secundaria Obligatoria (ESO) en las materias de Lengua y Matemáticas.

Además, ya en el presente en curso se están ofreciendo a las familias con hijos con dificultades educativas en 2º de Educación Primaria y 1º de la ESO clases de refuerzo y acciones específicas, no tanto, en este caso para recuperar conocimientos como para una mejor adaptación a las modificaciones educativas que surgen al cambiar de una etapa escolar a otra. En el caso de los alumnos de 2º de Primaria, el viceconsejero de Educación Escolar del Ejecutivo regional, Fernando Sánchez-Pascuala, precisa que ‘la edad cronológica puede no coincidir con la edad académica’, por lo que en aquellos centros donde hay una mayor incidencia en ese desfase, con los consiguientes desajustes en el aprendizaje, se están reforzando aulas con un profesor más. ‘Con ello hay dos profesores a la vez por clase, atendiendo por igual a todos los alumnos’, subraya Sánchez-Pascuala. En estos momentos se está aplicando esta medida en 18 centros de la región. La intención de Educación es extender esta medida al cuarto curso el próximo año.

Respecto a 1º de la ESO, actualmente se dan nueve horas mensuales a mayores en Lengua y Matemáticas, que son de carácter voluntario para los alumnos. En cuanto a las iniciativas relacionadas con los estudiantes de la ESO, se centran fundamentalmente en las asignaturas de Lengua y Matemáticas. Según los datos de Educación, un 43 por ciento de los alumnos de esta etapa educativa suspenden una de estas dos materias o ambas a la vez. El hecho de ser asignaturas troncales, evaluadas por el reconocido informe PISA -donde Castilla y León logra resultados muy por encima de la media española y se sitúa cerca de la cabeza en la internacional- las autoridades educativas de la Comunidad Autónoma no han dudado en ofrecer, a partir de mayo, clases para que los suspensos tengan clases de recuperación de cara a los exámenes de junio y de septiembre.

A falta de las próximas evaluaciones sobre estas dos asignaturas, el viceconsejero de Educación Escolar calcula que los potenciales beneficiarios de esta oferta serán aproximadamente los 12.000 alumnos de ambos niveles que suspenden Matemáticas y unos 9.000 que hacen lo mismo en Lengua, aunque también estas cantidades que serán menores pues habrá estudiantes que no superen las evaluaciones en ambas materias. ‘Una vez conozcamos los resultados de los exámenes, la intención de la Consejería de Educación es que a principios de abril comenzar a ofrecer a las familias y alumnos de estos servicios’, indica Sánchez-Pascuala. Las clases de recuperación serán los sábados de mayo y la primera quincena de junio. Aquellos que voluntariamente acepten este refuerzo, recibirán una hora de cada asignatura y otras dos de de estudios dirigidos por los profesores cada sábado.

En cuanto a las clases de julio, sólo serán para los alumnos de 4º de la ESO. También serán voluntarias, pero como en las anteriores una vez solicitadas, los estudiantes tendrán que acudir regularmente y en caso de faltar dos días no podrán seguir con estas clases de recuperación. Se impartirán de lunes a viernes entre las nueve de la mañana y la una de la tarde.

Al igual que los alumnos, los profesores que impartan estas clases lo harán de forma voluntaria, según aclara el viceconsejero de Educación Escolar, quien confía en que la respuesta de los docentes sea igual de positiva que está siendo por parte del profesorado para los refuerzos ya implantados en 2º de Primaria y 1º de la ESO. Aquellos que decidan contribuir con su labor al programa Éxito Escolar contará con una retribución extraordinaria de 31 euros a la hora.

‘Lo idóneo es que el profesorado que imparte estas asignaturas ordinariamente sean los mismos que estén en las clases de recuperación, pues ellos mejor que nadie sabe de las carencias y necesidades de sus alumnos’ afirma Sánchez-Pascuala, que reconoce, por otra parte, que dado que las clases, sobre todo las de julio, se dan fuera de la jornada laboral y del calendario docente, podría obligar a la Consejería de Educación a contar con profesorado interino o de otros centros educativos donde no es aplique esta medida.

En las próximas semanas se decidirá cuáles serán los centros que tendrán estas clases extraordinarias, atendiéndose los índices de fracaso. En ningún caso habrá más de 20 alumnos por aula. Fernando Sánchez-Pascuala destaca que se ha llegado a acuerdos con las universidades de la región para contar con la colaboración de alumnos en sus últimos años de carrera para que hagan prácticas reconocidas en estas clases de recuperación de Matemáticas y Lengua.
 
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s