La asociación Dislebi solicita cambios en el sistema educativo

Posted on Actualizado enn

Dislebi, Asociación de Dislexia de Euskadi, es una entidad que agrupa a más de un centenar de familias, educadores y pediatras de la comunidad autónoma del País Vasco.

Su principal empeño, explica Elena Laserna, “es que se pongan en marcha los protocolos para que los niños y niñas, con independencia de su estatus social de procedencia, tengan la opción de seguir estudiando. El derecho a la educación debe ser realmente universal, no puede depender de que las familias tengan recursos para pagar apoyo psicológico, logopedas, o clases particulares. No nos resignamos a que un problema que se puede resolver se convierta en una limitación de por vida“.

Entre los profesionales de la educación se da un desconocimiento bastante generalizado sobre este problema, sobre todo en lo que respecta a las medidas para evitar el retraso escolar. “No nos entra en la cabeza, explica Elena Laserna, que a los niños y niñas que tienen dislexia no se les deje utilizar un corrector de textos. Es como si al alumnado con dificultades de visión se le impidiera utilizar gafas. También pedimos que puedan utilizar ordenadores para presentar sus trabajos y que no se les fuerce a leer en alto para que no sean objeto de burla. Hay mucho por hacer pero vemos que la sociedad está tomando conciencia del problema y que en el sistema educativo se han empezado a mover porque saben que es un problema grave“.

La asociación Dislebi solicita cambios en el sistema educativo

Las personas que padecen dislexia tienen dificultad para asociar un sonido específico a cada letra. Esta alteración en la conciencia fonológica supone una dificultad para el aprendizaje de la lectura y por ende de la escritura. Si no se les ayuda, la dislexia puede generar mucha frustración y sufrimiento en los niños y niñas que la padecen, se calcula que el 10% de la población.

La dislexia tiene un origen genético y se presenta con total independencia del nivel de inteligencia de la persona que la padece y del ambiente sociocultural en el que vive. Si los niños y niñas que la sufren no reciben ayuda, si en sus familias y centros educativos se les reprocha su bajo rendimiento, pueden tener problemas de autoestima y convencerse de que carecen de capacidad para estudiar, lo que puede propiciar el abandono temprano de los estudios.

La severidad de la dislexia y las dificultades consecuentes pueden ser de muy distintos grados. Aunque no existen datos rigurosos, se considera que la dislexia afecta al 10% de la población, quedando en cerca del 4% los casos más severos. “Según estos parámetros“, señala Elena Laserna presidenta de la Asociación Dislebi, “en un aula de 25 personas tendría que haber un par de casos de dislexia como media. Pensamos que esta realidad queda enmascarada por el fracaso escolar y que no se está acertando en el diagnóstico precoz. Sabemos que de cada diez estudiantes con fracaso escolar ocho tienen problemas de dislexia. Estos niños y niñas padecen una grave discriminación, ya que se les está negando el derecho a la educación y a desarrollarse como personas. Así se lo hemos hecho saber al Ararteko y al Gobierno Vasco que, por petición de nuestra asociación, está trabajando en un borrador de buenas prácticas de lectoescritura“.

El abordaje de la dislexia requiere cambios importantes en el sistema educativo. Actualmente, el aprendizaje está basado en los elementos en los que las personas con dislexia tienen mayor dificultad: la lectura y la escritura. Para que el alumnado que padece dislexia no sufra retraso escolar deben emplearse elementos de comunicación multisensoriales, un modelo de enseñanza que, además de adecuarse a las personas con dislexia, beneficiaría a todo el alumnado. La enseñanza multisensorial ofrece alternativas para que las personas con esta desventaja puedan aprender el abecedario. Bastaría con sustituir el método tradicional, basado en copiar las letras en una pizarra, por otros en los que las letras se forman con arena o plastilina o se dibujan sobre la piel. Está comprobado que estos sistemas alternativos funcionan.

Dislebi, Asociación de Dislexia de Euskadi, es una entidad que agrupa a más de un centenar de familias, educadores y pediatras de la comunidad autónoma del País Vasco. Su principal empeño, explica Elena Laserna, “es que se pongan en marcha los protocolos para que los niños y niñas, con independencia de su estatus social de procedencia, tengan la opción de seguir estudiando. El derecho a la educación debe ser realmente universal, no puede depender de que las familias tengan recursos para pagar apoyo psicológico, logopedas, o clases particulares. No nos resignamos a que un problema que se puede resolver se convierta en una limitación de por vida“.

Entre los profesionales de la educación se da un desconocimiento bastante generalizado sobre este problema, sobre todo en lo que respecta a las medidas para evitar el retraso escolar. “No nos entra en la cabeza, explica Elena Laserna, que a los niños y niñas que tienen dislexia no se les deje utilizar un corrector de textos. Es como si al alumnado con dificultades de visión se le impidiera utilizar gafas. También pedimos que puedan utilizar ordenadores para presentar sus trabajos y que no se les fuerce a leer en alto para que no sean objeto de burla. Hay mucho por hacer pero vemos que la sociedad está tomando conciencia del problema y que en el sistema educativo se han empezado a mover porque saben que es un problema grave“.

Dislebi colabora en dos estudios sobre la dislexia que se están realizando en el País Vasco. El primero pondrá de manifiesto las diferencias entre las dificultades que tienen que afrontar los niños y niñas normo-lectores y los afectados por dislexia; el segundo proyecto de investigación se basa en la resonancia magnética funcional y analiza las áreas que se activan en el cerebro cuando las personas están leyendo en lengua castellana.

Dislebi cuenta con el apoyo de bbk obra social para el desarrollo de algunas de sus actividades. La asociación tiene su sede en Ganbara, residencia de asociaciones de Bolunta, en la calle Ronda del Casco Viejo en Bilbao Desde su web https://portal.bbk.es/bbkportal/nw/www.dislexiaeuskadi.com/default.htm, Dislebi ofrece información a padres y madres y también a profesionales de la educación y de la sanidad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s